Blog Dondé Banco

Mejora tu economía familiar ¡Descubre las maneras más fáciles de lograrlo!

Los gastos hormiga, un peligroso enemigo del ahorro

Los gastos hormiga, un peligroso enemigo del ahorro

Cuando comiences a notar que tu dinero no alcanza, que cada vez rinde menos. Allí es el momento de comenzar a hacer un seguimiento a tus gastos y, mediante una buena organización, evitar lo que llamamos gastos hormiga. Es ese momento, es cuando un buen presupuesto puede sanear tus finanzas.

Diferenciar los gastos

El café de la mañana, o de media tarde en algunos casos, las propinas, los antojos repentinos junto a otras ‘compras’ casuales son los conocidos ‘gastos hormiga’. Este tipo de dinero lo solemos gastar fuera de lo esperado, en muchos casos suele pasar inadvertido por lo pequeño de cada monto, pero al final del mes terminan representando una buena cantidad de dinero.

El dicho “de poquito en poquito se llena el jarrito” nos muestra lo importante que es identificar los gastos de este tipo para evitar cualquier sorpresa a futuro en nuestra economía. Vamos a repasar algunos consejos para reducir este tipo de gastos y beneficiar tus finanzas personales.

Los primeros consejos

Cuando inicies la planificación de tu presupuesto, haz una lista de todos los pequeños gastos que tienes a corto plazo con su correspondiente salida de dinero. No te olvides de todos aquellos gastos que sueles tener sin recibo o comprobante de pago, como idas a la tienda o gastos realizados en la vía pública.

Para ello, es conveniente utilizar una libreta, allí se pueden escribir los datos de cada compra o gasto que realicemos sin importar su valor. De esta manera, una vez finalizado el mes, podrás darte cuenta cuáles gastos tuviste. 

De esta forma podrás hacer un seguimiento de todas aquellas salidas de dinero innecesarias o que puedes reducir para ahorrar más dinero. Un ejemplo sería la propina, que la debes considerar como una cooperación voluntaria y evitar que se convierta en un gasto hormiga. Para ello es esencial que la incluyas en el presupuesto de tus salidas para no gastar más dinero de lo que habías planeado.

Gastos mesurados

Está muy bien darse pequeños gustos, cada vez que nos es posible, lo fundamental es que estos no rompan nuestro presupuesto o finanzas personales. Es elemental, cada vez que estamos por realizar un gasto extra o fuera de lo previsto, preguntarnos si lo necesitas o si estás realizando una compra impulsiva.

Realizar compras responsables es, en cierta manera, llevar un buen control de los gastos hormiga que pueden entorpecer la economía de tu familia, tanto semanal como mensualmente. Elige bien en qué deseas gastar tu dinero y si es algo imprescindible.

Recuerda que aunque hayas mostrado interés en comprar alguna cosa, eres tú quien tiene la última palabra sobre la compra. Nadie puede obligarte a adquirir el contrato de un servicio que no creas conveniente, o no lo desees. Tampoco pueden presionarte u obligarte a comprar algo que no quieres, como tampoco a exigir pagos sin que hayas firmado un contrato de por medio. 

Enemigo de tus finanzas

El gasto hormiga es muy frecuente dentro de la sociedad mexicana, y se lo tiene catalogado como uno de los enemigos más importantes que tiene el ahorro en el país. Todos los gastos que se realizan en refrescos, cigarros, dulces, y tantos otros gastos menores, son pesos que se van de nuestras reservas y que puede evitarse.

Muchos son los impactos que pueden realizarse contra el gasto hormiga. El café es uno de los más significativos, el costo de un café diario suele generar un gasto comparable a lo que puede ser una bolsa de café soluble, el cual permite preparar casi 500 tazas de café. Algo muy similar ocurre con el agua embotellada, es sumamente conveniente la compra de un garrafón de 20 litros y mediante una botella reutilizable, realizar el llenado correspondiente y será mucho el dinero que se evitará gastar en tiendas y kioscos.

Aplicar un breve cambio de hábitos en nuestro consumo puede ser vital para la reducción de este tipo de gastos hormigas. De esta forma, podremos tener una mayor cantidad de dinero para hacer frente a deudas o simplemente para iniciar un ahorro significativo pensando en remodelar nuestro hogar o un viaje familiar.

El gran cambio

Llevar nuestra propia vianda al trabajo, como evitar la toma de taxis o remises, pueden ser pequeños hábitos que pueden llevar a mejorar nuestro presupuesto mensual y llegar a economizar una buena cantidad de billetes que se puedan utilizar en nosotros mismos.

Dentro de los gastos hormiga, estos que se ven como un peligroso enemigo de nuestro ahorro, nos encontramos con aquellos que no tienen justificativos de su uso y que generalmente están para tapar instancias de ocio o pasar el rato para no aburrirnos.

Es fundamental tener en claro que evitar los gastos hormigas no implica pasar hambre y caer en la prohibición de los gastos elementales. Nadie dice de no comer una barra de cereal para combatir el hambre a media tarde, pero si, en vez de hacer la compra en una tienda buscar un supermercado donde su precio al por mayor es mucho menor y llevar varias de ellas contigo para ese momento del día.

Otra regla que se puede aprovechar es la denominada de ‘los diez segundos’. Para cuando llegue el momento de no retorno al tener que recurrir a la compra de un producto, es cuando es necesario tomarse diez segundos para evaluar si es necesario lo que vas a adquirir. De esta manera haremos el primer trabajo sobre la separación del gasto necesario con aquel innecesario. 

 

Siempre cerca de ti

  • Acércate a nosotros de la forma que quieras, tenemos muchas opciones.

    Contáctanos

  • Encuentra la sucursal más cercana a ti, son más de 300.

    Búscala

  • Queremos escucharte, tu experiencia nos ayuda a mejorar.

    Sugiérenos

Consulta los Costos y las Comisiones de nuestros productos